Mueren asfixiados 43 empleados en una fábrica de la India

Una fábrica se ha convertido en la tumba de los 43 empleados que han fallecido en Nueva Delhi, la India. Completamente negras amanecían las paredes de la industria en la zona de Anaj Mandi. Estaban durmiendo en las instalaciones cuando comenzó el fuego.

Dieciséis de los trabajadores que lograron sobrevivir resultaron heridos por inhalación de humo. Según los bomberos, en la India es común que algunos empleados duerman en los lugares de trabajo para ahorrar el gasto de alojamiento.

Sin embargo, muchas fábricas, como la que se ha incendiado, se encuentran en edificios viejos sin elementos de seguridad contra incendios y con instalaciones eléctricas obsoletas. En este caso la principal hipótesis es que el incendio se produjo por un cortocircuito. El Gobierno ha anunciado que indemnizará a los heridos y a los familiares de los fallecidos y que se hará cargo de los costes de los tratamientos médicos.