Museo de Bergantiños | Un viaje en el tiempo a través de los elementos que lo integran


El edificio que alberga el Museo de Bergantiños fue construido en el 1855, el mismo año en el que empezó a funcionar la primera red electrotelegráfica del estado. Aquella fue la primera de las revoluciones tecnológicas de las que sería testimonio el inmueble público más antiguo de Carballo a lo largo de sus 167 años de historia. En la nueva exposición permanente, podréis ver auténticas joyas de esa evolución tecnológica cedidas por la Diputación de A Coruña, pero también un viaje en el tiempo a través de los elementos que lo integran. El patio central del edificio adquiere un nuevo protagonismo, ya que se transforma en el punto de recepción y de acceso de visitantes a las seis salas expositivas, cada una con una temática diferente:

  • Sala del sonido: el anhelo humano de guardar el sonido, las primeras grabaciones y la evolución de los dispositivos.
  • Sala del cálculo: la evolución de las herramientas para contar, los avances tecnológicos, la relación con el desarrollo técnico y laboral y la importancia de la tecnología como impulsora del progreso humano.
  • Sala de las copias: la necesidad de conservar copias de documentos, la evolución de la impresora, el fax y el lector de microfilms.
  • Sala de los ordenadores: la evolución de los ordenadores, la revolución tecnológica, nuevas formas de ocio y comunicación social, avances tecnológicos, relación con el desarrollo técnico y laboral e importancia de la tecnología como impulsora del progreso humano.
  • Sala de las máquinas de escribir: evolución de las máquinas de escribir, el papel de la mujer en la incorporación al mundo laboral y la importancia de la tecnología como impulsora del progreso humano.
  • Sala del cine: la experiencia del cine en el público.