Nace la tecnología de almacenamiento computacional en soporte magnético

La capacidad de trasladar ciertas operaciones de computación al propio almacenamiento va a ser vital para el futuro de la inteligencia artificial en el borde, las redes neuronales profundas y los dispositivos conectados inteligentes, por lo que la industria está trabajando con intensidad para evolucionar en este campo, sobre todo considerando el almacenamiento de estado sólido como base para esta nueva tecnología.

Pero ahora un equipo de investigadores del Instituto suizo Paul Scherrer y de ETH Zurich han presentado un interesante trabajo en el que proponen el uso de almacenamiento magnético para construir un sistema de almacenamiento computacional, en el que se podrían realizar determinadas operaciones de lógica, como NOT, OR o AND. Esto permitiría que los propios dispositivos de almacenamiento pudieran encargarse internamente de ciertos trabajos, liberando a las plataformas de computación principales de estas cargas para dedicarse a tareas más elevadas.

Como explica en su trabajo Zhaochu Luo, impulsor de este proyecto, “lo que hemos logrado hacer ahora es realizar operaciones lógicas directamente dentro de este tipo de elemento de memoria”. Así, han sido capaces de realizar estos tres tipos de operaciones lógicas básicas dentro de un sistema de almacenamiento magnético, sin tener que recurrir a la memoria principal del sistema de computación.

En palabras de Pietro Gambardella, otro de los principales responsables de este avance, su método funciona de forma diferente a las plataformas convencionales. Según comenta, utilizan “una corriente eléctrica para invertir la polaridad de las regiones magnéticas, realizando así una operación NO en los datos almacenados. Hacemos esto aprovechando una interacción de intercambio bastante peculiar que ocurre cuando depositamos una película magnética de cobalto en una capa de platino”. 

Explica que, “como resultado de esta interacción, los momentos magnéticos no son paralelos ni antiparalelos entre sí, como normalmente sería el caso. En cambio, debido a la presencia de la capa de platino, la interacción hace que los momentos magnéticos en dominios adyacentes se alineen perpendicularmente entre sí”. Y hace una analogía diciendo que es como si “una aguja de la brújula apuntase repentinamente al este en lugar de al norte”. Aprovechando estas capacidades su tecnología es capaz de realizar estas tres operaciones de lógica básica dentro de un sistema de almacenamiento magnético , un verdadero hito en el desarrollo de la memoria computacional que podría tener aplicaciones importantes dentro de las plataformas de datos tradicionales.