Nueva disputa entre el PP y el PSOE de Muxía por el impuesto de la basura

PIXABAY

  • Los populares señalan una «subida encuberta» mientras que el gobierno local afirma que se trata de corregir situaciones anómalas

Vecinos del ayuntamiento de Muxía recibieron en los últimos días cartas ordinarias donde se les comunicaba que debían abonar el pago del impuesto de la basura y del agua si su situación era «anómala» tal y como destacó el regidor socialista, Iago Toba, después de que el Partido Popular se mostrara descontento con esta «subida de impostos encuberta».

Según la portavoz popular, Sandra Viela, el ejecutivo local dio de alta alrededor de 200 nuevos recibos relacionados con el impuesto de la recogida de basura. «O que sucedeu é que se cruzaron os datos do suministro da auga provocando, por exemplo, que explotacións gandeiras que non xeran residuos dese tipo obrígueselles agora a pagar esa taxa e, con todo, si a explotación non ten auga non», explicó Vilela.

Con esta decisión, dijo Vilela, el gobierno está creando un «prexuízo entre o sector e está a castigar aos donos de pequenos alpendres ou garaxes que xa pagaban o servicio de lixo na súa vivenda e agora terán que facelo por duplicado», sin olvidarse de los vecinos que «hacían lo propio en sus viviendas y que ahora también lo harán por la comunidad de vecinos a la que pertenecen».

Los populares aprovecharon también para incidir en que esta medida, basada en una ley que data del año 1985, no se aplica en ninguno otro municipio de la comarca; una circunstancia que, según Vilela, supone «unha subida de impostos “encuberta” para a xente e os negocios de Muxía nun momento no que o goberno local debería de procurar non incrementar a carga fiscal de deben soportar os veciños».

«Estamos a sufrir por culpa do Goberno Central a subida da luz, do gas e dos combustibles e agora, en Muxía, os veciños teñen que facer fronte a un novo imposto de 60 euros ao ano por decisión do alcalde», lamentó la portavoz popular, quien recordó que su formación propuso hace tiempo una línea de ayudas dirigida a los autónomos que fue rechazada por el ejecutivo municipal.

El PSOE NIEGA LA SUBIDA DE IMPUESTOS

Por su parte, el alcalde se pronunció en sus redes sociales alegando que «non se subiu, absolutamente, ningún imposto», haciendo hincapié en que Muxía es uno «dos municipios con menos impostos e impostos máis baixos». «O PP de Muxía está desesperado porque incluso estando na oposición, perde adeptos día a día e entonces intenta engañar para ver si pode sacar algún rédito electoral» , señaló el socialista.

Desde el gobierno local explican que en la localidad hay más de 2.700 puntos de viviendas, explotaciones y garajes que cumplen con la ordenanza, aunque poco menos de 200 puntos se encontraban en una situación irregular «ben por descoñecemento da situación ou tamén conscientemente». Por este motivo, el equipo de gobierno decidió actuar y «tratar a todo o mundo por igual».

Tanto el gobierno local como el PP ponen a disposición de los vecinos afectados los medios necesarios para explicarles la situación de una manera pormenorizada.