Nuevo confinamiento en Bélgica, Alemania y el Reino Unido

Cedida.

Bélgica y Alemania estrenan nuevas restricciones este lunes. El Gobierno belga anunció nuevas medidas contra el coronavirus que contemplan el cierre de de todos sus comercios «no esenciales», hasta mediados de diciembre, para tratar de evitar el colapso de los servicios sanitarios. Los comerciantes critican la gestión gubernamental. En Alemania, las nuevas medidas aprobadas implican el cierre, durante cuatro semanas, de bares, restaurantes, cines, teatros y gimnasios mientras que los colegios y las guarderías permanecerán abiertas. Un duro golpe para la economía alemana que tendrá un coste de 19.000 millones de euros y provocará la pérdida de unos 600.000 empleos. Desde el comienzo de la pandemia ha habido en Alemania más de medio millón de contagios confirmados y cerca de 10.500 personas han perdido la vida a causa del coronavirus. El Gobierno de Boris Johnson seguirá los pasos de Francia y, a partir de este jueves, los británicos volverán a hacer frente a un confinamiento a nivel nacional con la esperanza de detener el avance de la COVID-19.