Nuevo tropiezo del Bergantiños tras perder en casa con el Real Oviedo B (0-2)


El Bergantiños tuvo la oportunidad de lucirse este domingo en casa ante un rival directo de la zona baja de la tabla, el Real Oviedo B, pero no pudo ser. Jornada 17 en el grupo I de Segunda RFEF, el equipo asturiano que dirige Jaime Álvarez estuvo muy bien plantado sobre el césped artificial del As Eiroas en un duelo directo para lograr la permanencia. El dorsal 12 del Oviedo, Masca, tuvo su día este domingo anotando los dos goles del encuentro, el primero a los seis minutos de partido, provocando la presión sobre el equipo de Lemos. A partir de ahí, durante el primer tiempo el Bergantiños tuvo un par de ocasiones a balón parado, pero sin poner en demasiados apuros a Marco, el portero visitante. Tras el descanso llegó un saque de esquina que se sacó en corto. Entonces, un futbolista del cuadro asturiano fue a rematar un balón dividido, pero impactó en Sellés. El colegiado no se lo pensó y señaló un riguroso penalti ante el asombro de los presentes. Masca fue el encargado de lanzarlo, engañó al portero y anotó la pena máxima que sentenciaba el encuentro, 0-2. Con este resultado el Bergantiños queda provisionalmente situado en el puesto número 15 de la clasificación general, en zona de descenso con 16 puntos.