Pedro José Cancela, nuevo oficial de la Policía Local de Carballo


El equipo de oficiales de la Policía Local de Carballo se reforzó con la toma de posesión de Pedro José Cancela González tras finalizar su formación en la Academia Gallega de Seguridad. En la firma del contrato, que tuvo lugar en la Alcaldía, estuvieron presentes, además del alcalde Evencio Ferrero, el concejal de Seguridad, Juan Seoane, y los oficiales José Luis Caamaño Domínguez y María José Fraga Bello, que también tomaron posesión de sus cargos este año. El cuadro de mandos se completa con Roberto Mosquera, jefe accidental de la Policía Local.

Pedro Cancela ejerció como agente de la Policía Local de Ordes desde el año 2006 hasta el 2015, en el que se incorporó al equipo de la Policía Local de Carballo en comisión de servicios. Tanto sus compañeros como los responsables políticos le desearon mucha suerte en el cumplimiento de las responsabilidades que viene de adquirir.

Desde la Concejalía de Seguridad se apuesta por la mejora de los servicios policiales tanto a nivel de efectivos como de medios materiales. Además de reorganizar el cuerpo municipal con la incorporación de los tres nuevos oficiales, en el período 2020-2021 se incorporaron al servicio cinco nuevos agentes, a los que se sumarán dos más en fechas próximas.

De este modo, el cuerpo de la Policía Local está integrado en estos momentos por 22 policías y 4 oficiales, además de los 10 auxiliares que prestan servicio a lo largo del año.

El concejal de Seguridad, Juan Seoane, destacó que la edad media del cuerpo de seguridad se reduce de una manera considerable, pero, sobre todo, apuntó que el incremento del personal permitirá reforzar la presencia de los agentes en las calles y, en consecuencia, mejorar el servicio a la ciudadanía.

Con ese mismo objetivo se está trabajando también en la renovación de la flota de vehículos, sustituyendo los más antiguos por coches más eficientes, como es el caso del vehículo híbrido adquirido el mes pasado, o mejor dotados para la atención de emergencias, al contar también desde el año pasado con dos coches equipados con desfibriladores.