Ponteceso se marca cómo objetivo reducir las pérdidas de agua potable


Dentro de los objetivos ambientales recogidos en el protocolo Vilas en Flor, el Ayuntamiento de Ponteceso se marcó cómo reto reducir las pérdidas de agua potable en la red municipal, y el ahorro en la gestión de los jardines municipales.

«Acabamos de recibir la inspección de Augas de Galicia a las obras de instalación de unos contadores digitales, en la salida del depósito principal en el alto de Anllóns. Los instalamos con una ayuda del organismo autonómico, y ahora presentamos el plan de ahorro.» La estrategia de ahorro de agua potable es clave en la lucha contra el cambio climático que defiende el protocolo Vilas en Flor, por lo que Ponteceso obtuvo 3 flores, una más que en el año anterior, en el último certamen. «Hay que sustituir todas las canalizaciones obsoletas, para evitar fugas. Aquí necesitamos la financiación de Augas de Galicia, llevamos 7 años pidiéndolo y nunca nos financiaron un saneamiento ni abastecimiento en todo este tiempo» declaró el Alcalde de Ponteceso.

Las canalizaciones de fibrocemento tienen más de 50 años en algunos casos, no soportan la presión, y rompen dejando el vecindario sin servicio. Además, limitan el funcionamiento de calentadores de gas y otros servicios en los pisos de las zonas altas, por ejemplo de los barrios de la Paxariña y Agra de Rodríguez en Corme Porto. «Vilas en Flor es mucho más que un compromiso ornamental, es de tipo ambiental, y estamos empeñados en ser un Ayuntamiento ejemplar en la gestión del agua potable» añadió el Alcalde de Ponteceso.

Para este trabajo, el Ayuntamiento colabora activamente con la oficina técnica de la concesionaria del servicio, La desnudé y Delfín, y con la concesionaria de los jardines, parques infantiles y mantenimiento del césped artificial, Jardinería Arce.