Por primera vez en 40 años, los Princesa de Asturias cambiaron de lugar

Este año no pudo ser, los Premios Princesa de Asturias no se entregaron en el Teatro Campoamor, la entrega se llevó a cabo en el Hotel Reconquista. Fue un acto sin público y con abundancia de discursos grabados, como los de la poeta canadiana Anne Carson, Premio de las Letras o del compositor John Williams, Premio de las Artes con el fallecido Ennio Morricone. Carlos Saínz recogió su galardón de los Deportes animando a los chicos a perseguir sus sueños. La emoción afloró en la entrega del premio a la Concordia, encarnado en una quincena de sanitarios, algunos de ellos parientes de fallecidos por la Covid-19.

En el discurso de la Princesa Leonor estuvo presente la pandemia. Tuvo un recuerdo para los enfermos y fallecidos y destacó algunas de las lecciones que deja para los más jóvenes: «la pandemia que vivimos en España y en el resto del mundo alteró nuestra vida en muchos sentidos. Pero si hay algo que mi hermana Sofía y yo aprendimos es el sentido de la responsabilidad, y creo que los jóvenes de mi generación también son conscientes de eso». El rey instó a los poder públicos a conducirse con la máxima integridad y haciendo de los intereses generales su norte.