Portugal estará confinado desde el día 4 de noviembre


El Gobierno portugués pide el confinamiento domiciliario voluntario en los ayuntamientos con riesgo elevado de contagio de coronavirus desde lo próximo 4 de noviembre. La medida alcanza al 70 por ciento de su población y establece que solo se puede salir de casa para actividades imprescindibles como trabajar, ir al colegio o comprar. No cierra el comercio ni la hostelería. Será obligatorio el teletrabajo siempre que se pueda. Así lo decidió el ejecutivo de António Costa en un consejo de ministros extraordinario y se aplica en todos los ayuntamientos con un incidente superior a los 240 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, situación en que están 121 localidades portuguesas con 7,1 millones de ciudadanos. Entre ellas Lisboa y Oporto.