Protestas y detenciones contra la investidura de Lukashenko


Miles de ciudadanos salieron a la calle, en Minsk-Bielorrusia, después de la ceremonia de investidura no anunciada, en la que Lukashenko asumió su sexto mandato a pesar de la ola de protestas postelectorales que desde hace siete semanas exigen sin descanso su renuncia. Más de 145 personas fueron detenidas en las protestas contra la investidura del presidente del país. Según los datos oficiales, Lukashenko, en el poder desde hace 26 años, fue reelegido con el 80,1 % de los votos en las elecciones de 9 de agosto pasado, resultado que es rechazado por la oposición y gran parte de países occidentales. El acto se llevó a cabo en medio de un gran secreto y la información sobre la toma de posesión de Lukashenko comenzó a filtrarse nos medios simultáneamente con la ceremonia.