Puerto 80 Proyects, con sede en Arteixo y creadores de Rojadirecta, a juicio con fianza de 4 M€


Rojadirecta cerró en 2017. La web ofrecía enlaces a todo tipo de eventos deportivos, entre los cuales destacaba el fútbol, con portales llenos de enlaces, y, en ocasiones, enlaces con malware. Se ofrecían en todo tipo de resoluciones e idiomas, aunque con una experiencia de uso bastante pobre. Cinco años después su creador se enfrenta a 6 años de cárcel.

Así lo ha anunciado LaLiga en un comunicado. El Juzgado de Instrucción 1 de La Coruña ha dado por concluida la instrucción y ha ordenado que se abra un juicio oral contra el administrador de las webs ilegales, además de a otros cinco acusados y a su sociedad Puerto 80 Projects. Cuatro de ellos están acusados como coautores y colaboradores, y el quinto está acusado como autor de un delito de facilitación de acceso a servicios de radiodifusión sin autorización del prestador.

Todos ellos están acusados de delitos continuados contra la propiedad intelectual a través del portal de rojadirecta.com, además de los beneficios obtenidos a través de esta actividad ilícita. La juez ha fijado en 4 millones de euros la fianza para el creador de la web y su sociedad para hacer así frente a las posibles responsabilidades derivadas de esa actividad, dada la gran cantidad de ganancias obtenidas y los perjuicios causados.

El fiscal solicita 4 años de cárcel para el creador, y penas de 2 años y 3 meses para el resto de los acusados. A su vez, pide el cese de actividad de las webs y que se suspenda el alojamiento de datos, la transmisión y el acceso a redes de telecomunicaciones para la prestación de cualquier servicio que les permita seguir pirateando contenido protegido.

Sin embargo, LaLiga y Mediapro piden que la pena de cárcel se eleve a 6 años para el administrador de la web, además de solicitar una multa de 6 millones de euros y la disolución de la sociedad.

El proceso arrancó en 2015 tras una denuncia de DTS contra rojadirecta.com. LaLiga y Mediapro se sumaron al proceso como perjudicados. El creador de la web fue detenido y puesto en libertad, con la obligación de presentarse todos los meses en el juzgado. Todas sus cuentas están bloqueadas a la espera de que finalice la investigación.

Lugar del domicilio social de la empresa, en Villarodís, Arteixo.