R y el Santander amenazan más de un ciento de empleos en A Coruña


Despidos y deslocalización. Los anuncios sobre destrucción de empleo que en las últimas semanas hicieron empresas como R o el Santander se ceban con Galicia y, especialmente, con la comarca de A Coruña. En el caso de la empresa de telecomunicaciones, a los depidos ya anunciados en la propia compañía se unen ahora los que afectan a algunas de sus subcontratas y el riesgo de que la amenaza se desparrame a otras. En cuanto al grupo bancario, a los recortes de personal anunciados por los sucesivos ERE se le añaden ahora los efectos en filiales o servicios externalizados.

Más de un ciento de empleos afectados, según los últimos anuncios, derivados también de la pérdida de capital y marca gallega. Desde que Euskaltel se había hecho con R en 2015, los recortes son constantes. Este pasado miércoles, una concentración convocada por los sindicatos ante una de las sedes de la compañía en A Coruña protestaba contra la “deslocalización” que fue acentuándose desde que el fondo británico Zegona se posicionó en primavera en el primer accionista del grupo. Hace tan sólo una semana, la compañía anunció el despido de 25 personas, 10 de ellas en Galicia, en la firma antaño gallega. En esta, se confirmó la intención de la empresa de prescindir de 20 de los alrededor de un ciento de trabajadores de una de las principales subcontratas en Galicia, Comfica, tras decidir que los servicios que esta les presta pasen a ser realizados por la socia tecnológica china del operador, ZTE, que al tiempo anunció la apertura de un centro en A Coruña donde incorporaría a 15 trabajadores externalizados por R tras su fusión con la asturiana Telecable.