Reabre al público el castillo de Pambre en Palas de Rey

Tras una restauración llevada a cabo en los últimos meses y luego de la parada obligada por la pandemia, ya se pueden cruzar de nuevo los muros del castillo de Pambre y subir a lo más alto de esta fortaleza para conocer de cerca una combinación de historia y naturaleza.

El castillo de Pambre está situado a orillas del río Pambre en el municipio de Palas de Rey. La fortaleza se erigió a finales del siglo XIV de la mano de Gonzalo Ozores de Ulloa. En 1484 pasa a ser propiedad de los condes de Monterrei como fielato con funciones militares de custodia del Camino de Santiago y de cobro de portazgos. Con el tiempo, la estabilidad interna de Galicia dentro del conjunto de los reinos de España y la decadencia del Camino de Santiago tras la Reforma Protestante del centro y norte de Europa, ocasionan que su función principal acabe derivando en núcleo de producción agropecuaria de las tierras vinculadas a la propiedad de la fortaleza, en la rica comarca lucense de la Ulloa.

Las vistas desde la torre, la conservación de la fortaleza y la base sobre la que se asienta llaman la atención de sus visitantes.Un recorrido lleno de curiosidad. Esta fue la única fortaleza que resistió a la revuelta Irmandiña y conserva las marcas de numerosos canteros. Gallegos, de diversos puntos de España o peregrinos de diversas nacionalidades componen el perfil de sus visitantes. En 2019 pasaron por aquí unas 12.400 personas.