Recae una pareja de Fisterra vacunada con la primera dosis de Pfizer

dpm.

Un matrimonio de la parroquia de Sardiñeiro, en Fisterra, fue vacunado con normalidad. Pasados varios días el hombre comenzó a sentirse mal, le hicieron una PCR y dio positivo en covid, pasó ocho días ingresado y el pasado jueves volvió a casa con normalidad. Su mujer sigue internada en el hospital Virxe da Xunqueira de Cee, pero la evolución es buena y pronto le darán el alta. Estas dos personas ya habían recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer y piensan que quizás pudo ayudar a minimizar los efectos del coronavirus, pero no evitó el su contagio.