Revuelo ante manifestaciones clínicas en niños por Covid-19


En los últimos días se han producido casos en niños con un cuadro clínico de inflamación multiorgánica grave. Esta situación, a pesar de su infrecuencia, ha puesto en jaque a los profesionales pediatras, quienes veían como hasta ahora los síntomas en niños ante la crisis del covid19 eran leves. De momento, y debido al escaso número de casos, se trata tan solo de una sospecha. Aun así, conviene estar en alerta.

Dichos casos han sido detectados en Reino Unido, Bélgica, Italia y Francia. También en España, aunque en menor medida, concretamente en Madrid, Barcelona y Málaga. En el caso británico, el ministro de Sanidad del Reino Unido Matt Hancock, ha informado de la muerte de varios menores.

Presentan como denominador común la inflamación de los vasos sanguíneos. El síndrome Kawasaki también es una respuesta inflamatoria exageradísima con lesiones en la piel y en la boca, además de inflamación en los ganglios. Si bien conviene señalar que el covid19 suele afectar más a los pulmones.

Médicos británicos han definido la afección como estado inflamatorio multisistémico. Algunos niños trasladados a la UCI dieron positivo en covid19, pero no todos. Los casos tienen en común características superpuestas de shock tóxico. Por si esto fuera poco existen casos relacionados con covid19 con signos parecidos a la enfermedad de Kawasaki.

En España, la Asociación Española de Pediatría (AEP) emitía el pasado 27 de abril un comunicado interno a los profesionales pediatras con el título “Alerta sobre casos de shock pediátrico” ante la acumulación de los mismos. A consecuencia del revuelo por la “posible” gravedad del asunto se produjo cierta alarma social, con lo que la misma AEP consideró necesario realizar una comunicación, al día siguiente 28 de abril con información para las familias.

En dicho comunicado primeramente se hace un llamamiento a la calma en las familias. Los casos son tanto infrecuentes como escasos, especialmente en España.

De producirse síntomas, los pediatras de atención primaria, quienes constituyen la primera línea de contención, están no solo alertados sino también muy bien formados a tal fin.

Además, la relación entre el shock pediátrico y el covid19, coincidente en el tiempo, está sin demostrar. Señalar también que en la mayoría de ocasiones el covid19 cursa de forma leve en los niños.

El cuadro clínico se caracteriza por fiebre, vómitos, inicialmente o puede debutar solo con dolor abdominal, exantema en la piel, ojos enrojecidos y mal estado general. No sabemos aún la causa, pero puede estar desencadenado por infecciones bacterianas y tiene un tratamiento bien establecido con independencia del tipo de agente infeccioso que lo cause.  

Por último, resaltar que este tipo de comunicaciones profesionales son el procedimiento habitual de información para con los pediatras. Dirigido únicamente a profesionales sanitarios y que pretenden anticipar, mediante un diagnóstico de sospecha temprana, patologías que requieren intervención inmediata.

Es por tanto que, si bueno es conocer el problema, no menos positivo es mantener la calma y entender que determinada información, canalizada de forma diferente a la habitual y en la forma en la que está diseñada, puede crear un ambiente alarmista y exagerado. De producirse esto, conviene se explique con claridad meridiana.

Si dichos síntomas se manifiestan los padres deben acudir con premura al centro de salud correspondiente, con la confianza de saber que serán atendidos por profesionales que saben que está pasando, como actuar y dar la mejor respuesta posible.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO