Roberto Verino ingresa en la Real Academia Gallega de Bellas Artes


Verín fue el lugar escogido para este acto de ingreso, ya que forma parte de la marca que creó el modisto en 1982. “Para mí es mucho más que un ayuntamiento. Verín forma parte de mi nombre, de mi marca, de mi vida. Es como ese compañero – que ojalá tuviéramos todos – que recorre la vida a tu lado” reflexionó el modisto en agradecimiento a su pueblo, que le provoca “este sentimiento de orgullo, de pertenencia sincera que me acompaña y que entendí que tenía y tengo que proyectar en el mundo de la moda”. De Verín tomó el nombre, pero también es el lugar que escogió para construir una industria textil con la que llegó a convertirse en el segundo español (después de Balenciaga) en abrir una tienda en París, a vender en una veintena de países o ser uno de los referentes del exitoso grupo de diseñadores del Galicia Moda.