Sánchez y Ayuso cooperarán para salvar Madrid de la pandemia

Controles policiales a diestro y siniestro en Madrid, que ha comenzado la semana con numerosos barrios confinados debido a la pandemia de la COVID-19. Casi un millón de personas no pueden salir de su sector sanitario salvo para ir a trabajar, una visita médica o ir a la escuela. Las restricciones, que afectan sobre todo a zonas populares y densamente pobladas del sur de la ciudad en las que se ha producido una explosión de casos en los últimos días, estarán en vigor durante al menos dos semanas. A partir del miércoles, se impondrán fuertes multas a los infractores.

En este contexto, el Gobierno estatal y el regional, ideológicamente enfrentados, han enterrado el hacha de guerra que habían empuñado estas últimas semanas . Una reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sentado las bases de una colaboración imprescindible para plantar cara a la pandemia.