Sánchez y Casado no concretan acercamiento

dpm.

Las dos partes coinciden en señalar que la hora y media de la reunión fue en un tono cordial. Donde ya no hay acuerdo es en quién es el responsable de que el encuentro finalizase sin ningún acercamiento. Las acusaciones y los reproches de bloqueo son mutuas. Sobre la mesa estaban la financiación autonómica, las pensión o los presupuestos. Y, también, la renovación de órganos como Consejo General del Poder Judicial o el Tribunal Constitucional. Unas renovaciones para las que son impresicindibles el acuerdo entre Gobierno y el PP. Y ahí encalló el diálogo. Casado condiciona cualquier negociación a la ruptura de la mesa de diálogo con Cataluña. Desde el Gobierno acusan el PP de utilizar las instituciones como “rehenes” para imponer su política. A pesar de la falta de acercamiento, el Gobierno insiste en que no cierra la puerta a seguir dialogando con el principal partido de la oposición y el líder del PP asegura que cada vez que lo llamen acudirá a las reuniones.