Se derrumba parte del tejado del colegio de los Salesianos, en Ourense


Una parte de la cubierta del colegio Salesianos de Ourense se desplomó sin provocar heridos, a pesar de que en el edificio había aún bastantes personas. El incidente, que se registró en una jornada de lluvias intensas, dejó una enorme hendidura en el tejado, justo encima de la zona de comedor y salas de estar del complejo en el que viven los religiosos del centro. En el momento de la caída, los salesianos estaban comiendo y, para su sorpresa, oyeron un gran estruendo que se hizo notar en todas las instalaciones del colegio. Mientras, los alumnos asistían a su última clase de la mañana y también se sorprendieron con el ruido. Ante la incertidumbre, el centro se puso en contacto con las familias y las clases finalizaron diez minutos antes de lo previsto.