Se recomienda higiene y distancia social para la vuelta a la normalidad


El comportamiento futuro del coronavirus es una incógnita, se desconoce si va a ser estacional, como la gripe, o si va a desaparecer como pasó con el SARS en el 2002. Por eso, los profesionales médicos hacen algunas recomendaciones para la desescalada, y mismo para después del mes de junio, cuando llegue la denominada «nueva normalidad». Seguirán siendo claves, dicen, una correcta higiene de las manos y la distancia social. Inciden en la importancia de extremar esas precauciones en el ámbito sanitario y en las residencias de mayores. Y no descartan la aparición de nuevos brotes. Por eso, dicen, es fundamental hacer más tests serológicos que permitan valorar esa inmunidad, y entender mejor la dinámica pospandémica. Aunque, recuerdan, la capacidad de los anticuerpos para neutralizar el virus aún es desconocida.