Sorprendido en Melide un ciclista de 82 años a 10 km de su casa


La Guardia Civil denunció a un ciclista de 82 años por no respetar el confinamiento obligado por la declaración del estado de alarma. Al ser identificado, el anciano alegó que había salido hacer la compra y que ya regresaba a su domicilio. Para asegurar su vuelta, los agentes lo acompañaron hasta su supuesto domicilio, pero al llegar al lugar indicado por el hombre los residentes manifestaron que no lo conocían. El denunciado reconoció entonces que vive a 10 kilómetros de donde fue identificado y que, a pesar de conocer la obligación de quedar en casa, suele salir practicar este deporte cada domingo. La Guardia Civil lo escoltó finalmente hasta su verdadero domicilio.