Supervisadas las obras de la carretera AC-423 que une Agrilloi y Ponteceso, en Cabana

Cedida.

El delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, acompañado por el alcalde de Cabana de Bergantiños, José Muiño, y por el jefe territorial de Infraestructuras, José Antonio López, supervisaron el final de las obras de la 1ª fase de acondicionamiento de la carretera AC-423, que une Agrilloi y Ponteceso, en Cabana de Bergantiños.

Los trabajos supusieron una inversión de más de 1 millón de euros. Trenor destacó que este tipo de actuaciones incluidas en el Plan de Refuerzos de firme tienen como principal objetivo conservar las carreteras autonómicas e invertir en su mejora con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y mejorar los servicios y la calidad de vida de todos los gallegos. En este sentido, destacó que después de estas actuaciones contamos con una carretera más segura y más cómoda para los vehículos que transitan por esta vía que cuenta con una gran afluencia de tráfico.

La intervención se llevó a cabo en la carretera que conecta con la autovía de la Costa da Morte, en el trecho comprendido entre los puntos kilométricos 0 y 5+ 350.

Se trata de la 1ª fase de acondicionamiento de un trecho de 5,3 km de la carretera autonómica AC-423, en la que se mejoró el firme en aquellos trechos que presentaban deterioros, extendiendo una nueva capa de rodadura en el ámbito de la actuación.

También se rectificaron las curvas con radio reducido -aquellas con un radio inferior a los 50 metros- en un trecho aproximado de medio kilómetro.

Trenor destacó que la actuación también contempló la ejecución de tres trechos de sendas en distintos puntos de la carretera: un total de 1,4 km de itinerarios peatonales que ahora conectan con los que ya hay en la actualidad, para favorecer los desplazamientos a pie.

Además, se colocaron barandillas de protección en los lugares donde hay mayores desniveles y se renovó una marquesina deteriorada, para garantizar el cobijo y protección de los usuarios del bus.

El delegado de la Xunta recalcó que como actuaciones complementarias, se llevó a cabo una mejora importante en la señalización, en los elementos de balizamiento y defensa.