Suspendida la regla de gasto de los ayuntamientos para darles liquidez

El Gobierno prepara un decreto para permitirles a los ayuntamientos usar este año el superávit acumulado en 2018 y 2019. Además, cuando hagan sus presupuestos, no tendrán techo de gasto. Los topes que impone la Ley de estabilidad presupuestaria quedarán suspendidos este año y probablemente también el que viene. El ejecutivo rectifica así cuatro días después de decir que no había plan B tras la derrota de su anterior decreto en el Congreso.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, explicaba que «vamos a impulsar un decreto-ley que pemita que el 85% de las medidas que contaban con uno amplísimo consenso que contenía esta norma podamos volver a presentarlo. Mi intención es que en 2021 también estén suspendidas las reglas fiscales para los ayuntamientos». Montero cifra en 3.000 millones de euros el impacto en las arcas municipales. La Federación de Municipios y Provincias y la oposición lo aplauden.