Terra Galega insta al Gobierno de Carballo a poner en práctica lo que demanda a la Xunta

Imagen de archivo de Andrés Eiris Barca, portavoz de Terra Galega en el Ayuntamiento de Carballo_Cedida

Haciendo mención al afamado dicho “consejos vendo que para mí no tengo” la agrupación local de Terra Galega en Carballo, por mediación de su portavoz, Andrés Eiris, viene de criticar la postura del equipo de Gobierno en cuanto a las ayudas a los sectores que más están padeciendo en materia económica la crisis de la COVID-19.

Desde TeGa se muestran “de acuerdo con que cómo dice el diputado nacionalista carballés Daniel Pérez, la Xunta debe poner en marcha ayudas directas y urgentes para el sector de la hostelería”. Van más allá los centristas y afirman que “nosotros pediríamos incluir en esas ayudas a otros sectores igual o más perjudicados como ocio, cultura, deportes, turismo,…”.

Críticas al programa de bonos del Ayuntamiento


TeGa critica el programa de ayudas indirectas en forma de bonos por valor de treinta euros puesto en marcha por el Gobierno local. Según la formación, “son unos bonos nada solidarios porque se agasajaba la misma cantidad al más pobre y al más rico de Carballo”. Consideran esta medida como “una medida más para ayudar al comercio local pero no para paliar la crisis de autónomos, microempresas y pymes”.

Según afirmaron desde la agrupación local de Terra Galega, “los establecimientos que más bonos contabilizaron son los que mejor están soportando la crisis. Son 262 los establecimientos adheridos a este programa cuando cerca de quinientos autónomos y microempresas de la capital bergantiñana solicitaron las ayudas directas del PEL Reactiva que financia la Diputación” en un 80 por ciento”.

Denuncian también que el “éxito del que habla el concejal delegado de Promoción Económica, Xosé Regueira, no fue tal, y más cuando no cree en las ayudas directas al igual que el alcalde de Carballo”.

Mirar para otro lado

Terra Galega acusa al ejecutivo carballés de “mirar para otro lado y vivir en una realidad paralela, sin tener empatía con una población que lo está pasando realmente mal, mientras que los políticos cobran el cien por cien de su sueldo” e instó al Gobierno local a “coger el toro por los cuernos”.