Tim Berners-Lee vende el código original de la WWW como un NFT por 5,4 millones de dólares


El creador de la red de redes se suma a la moda de los NFT vendiendo el código original con el que creó la World Wide Web por 5,4 millones de dólares.

Hace 32 años nacía la World Wide Web de manos de Sir Tim Berners-Lee, físico británico que pretendía mejorar el flujo de información del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). El objetivo era gestionar de manera conjunta todo el volumen de información, interconectando todas las investigaciones de la Organización.

En 1993 el CERN dio luz verde a la apertura de este concepto al mundo entero. Pasaba a poder ser así utilizado por cualquiera y en pocos años ya eran millones de usuarios que se unieron a esta corriente de información. Este es el inicio del internet tal y como lo conocemos ahora, los primeros pasos que ahora se han plasmado en un NFT y subastado por la Sotheby’s.

El 23 de junio comenzó la subasta por 1.000 dólares y con el paso de los días su precio subió hasta los 3,5 millones, pero en los últimos 15 minutos la puja se aceleró hasta cerrarse en 5,4 millones de dólares. Esta venta ha superado los 2,9 millones conseguidos por el primer tuit de Jack Dorsey, fundador de Twitter, aunque no llega al récord de 69 millones obtenidos por el artista Beeple, es la locura de los NFT.

Por ese precio, Tim y su esposa han vendido varios archivos con marca de tiempo del código original, un video animado del código mientras se escribe, una carta de Sir Tim y un póster digital del código. «No estoy vendiendo la web, no tendrás que empezar a pagar dinero para seguir enlaces. Ni siquiera estoy vendiendo el código original», ha tenido que explicar Berners-Lee a The Guardian.

El NFT representa más una representación de esa creación, como los bocetos de un artista, pues la obra original completa no está a la venta ni se le puede adjudicar una propiedad intelectual que pudiera aprovecharse monetariamente de ella, como ha explicado el físico. «Vendo una imagen que hice, con un programa de Python que escribí yo mismo, de cómo se vería el código fuente si estuviera pegado en la pared y firmado por mí» ha aclarado.

El dinero recaudado se destinará a varias causas elegidas por la pareja. La casa de subastas también ha confirmado que pagará una compensación de carbono por los «costos de acuñación y transacción de la venta». Los NFT y demás mercados basados en el blockchain como las criptomonedas reciben fuertes críticas por aumentar los niveles de contaminación en el mundo.