Un bien de primera necesidad nos invade, la tecnología


  • La tecnología es actualmente fundamental en muchos sectores, desde el educativo hasta el financiero, y de ella dependen muchas industrias

No podemos negar que la tecnología impulsa el avance de la sociedad y fomenta la conectividad. La tecnología ha marcado tanto nuestros días que no ha cambiado solamente la manera en la que nos relacionamos y comunicamos, sino que ha influido incluso en la manera en que consumimos contenidos audiovisuales.


Pero también nuestro día a día viene marcado por los avances tecnológicos. Piensa en la cantidad de smartphones, tablets y ordenadores hay a tu alrededor. Y eso sin contar otros dispositivos, como los robots de cocina, televisores, etc.
Pero la tecnología, a diferencia de lo que dicen las malas lenguas, no es perjudicial para nosotros aunque nos facilite mucho la vida y nos haga más sedentarios. Gracias a las nuevas tecnologías es mucho más sencillo formarse, estudiar, tener una dotación académica a diferencia de hace una o dos décadas (imagínate antes…).
Incluso algunos dispositivos como el Smartwatch de Xplora nos permiten estar en contacto con nuestros hijos sin tener que preocuparnos mientras ellos se divierten y disfrutan, especialmente ahora que vienen las vacaciones.


Con este teléfono móvil en forma de reloj, tus hijos podrán llamar en cualquier momento a los contactos que solo previamente los padres hayan configurado. Además, cuenta con cámara, es sumergible y no dispone de acceso a Internet ni a redes sociales. Está disponible en azul y rosa y… ¡ahora lo puedes conseguir con 20€ de descuento!
Hoy en día hay nuevas formas de enseñar en las aulas que permiten, en muchos casos, un aumento de la motivación de los jóvenes.


Aunque cueste de creer, industrias como la financiera (hospitales, aeropuertos, etc.) dependen de la tecnología y de los servicios de alta calidad. La tecnología es actualmente un bien de primera necesidad en los países desarrollados. Nos permite comunicarnos de manera instantánea con cualquier parte del mundo. Incluso buscamos trabajos en línea y también se desarrollan, gracias a ella, nuevos modelos de negocio en la Red.
Estos son solo algunos de los avances que hemos percibido hasta ahora, y no hay duda de juicio que se avecinan muchas más.