Un estudio señala que la deforestación pone al ser humano en el «punto caliente» de ciertas enfermedades

Imagen de parte de una deforestación_PIXABAY

  • Según un estudio de USAID, «alrededor del 30% de los brotes de enfermedades como el virus Nipah, Zika y el Ébola están relacionados con el cambio de uso de la tierra»

Desde Greenpeace España señalan que existe una relación entre la pérdida de bosques y el brote de algunas enfermedades que verdaderamente pueden ser un peligro para la población.

Según un estudio de USAID, «alrededor del 30% de los brotes de enfermedades como el virus Nipah, Zika y el Ébola están relacionados con el cambio de uso de la tierra», algo que va en relación con el aumento, en los últimos 50 años, de la deforestación ambiental y el aumento de las enfermedades emergentes.

Al parecer, cuando el ser humano invade zonas pobladas por la fauna silvestre, se arriesga a exponerse a virus, bacterias u otros microorganismos a los que nunca se había expuesto; y el incremento de la deforestación en zonas tropicales como el Amazonas o el Congo aumenta las enfermedades zoonóticas, es decir, las que proceden de los animales.

Según la organización Global Forest Watch, desde 2001 a 2018 se ha producido una pérdida de 361 millones de hectáreas de cubierta arbórea a nivel mundial, lo que supone una reducción del 9 % de esa superficie desde el año 2000.

Desde Greenpeace recalcan que la Tierra tiene límites y que cuidar del medioambiente trae consecuencias muy positivas para todos los ámbitos, por lo que es indispensable escuchar a la naturaleza para poder vivir mejor.