Un tiburón obligó a cerrar las playas de Bastiagueiro y Espiñeiro en Oleiros


El avistamiento de un tiburón obligó a cerrar este sábado al baño durante una hora las playas de Bastiagueiro y Espiñeiro, situadas en Oleiros. El ayuntamiento informó de que lo vieron en los arenales, lo que motivó la prohibición del baño. El escualo, de unos cuatro metros de largo, era inofensivo y no entrañó riesgo para los bañistas. La Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos informó a los técnicos municipales de que la especie no era peligrosa, por lo que su presencia en las aguas no supone un peligro para las personas. Más tarde avistaron el tiburón en la playa de Santa Cristina, donde varó pero poco después lograron devolverla al mar con vida.