Una semana sin redes sociales mejora la salud, disminuye la ansiedad y la depresión


Permanecer una semana sin usar redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Tiktok, podría mejorar el estado mental de las personas, disminuyendo trastornos de salud mental como la depresión y la ansiedad, según un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Bath en Reino Unido.

El objetivo de este estudio es identificar cómo el uso de las redes sociales afecta a las personas, centrándose especialmente en los efectos que tienen en la salud mental. Para ello, los participantes del estudio han estado una semana sin utilizar redes sociales. Además, esta investigación contó con la participación de 154 personas, de un rango de edad entre 18 y 72 años, que utilizaban estas plataformas diariamente. A continuación, los participantes se dividieron en dos grupos, uno de ellos de control, que pudo seguir utilizando las redes sociales.

Por su parte, el otro grupo de participantes tuvieron que dejar de utilizar las redes sociales durante una semana. Durante este periodo de tiempo estuvieron alejados de sus cuentas en plataformas sociales como: Instagram, Twitter, Facebook o TikTok. Como resultado estas personas notaron una mejora bastante significativa de su bienestar, la depresión y la ansiedad.

Otro dato bastante interesante de esta investigación es, que el grupo de personas que se tomaron el descanso de una semana confirmaron que habían utilizado estas redes sociales de media 21 minutos durante ese tiempo, a diferencia del grupo de control que las utilizó de media siete horas.

En base a estos resultados, el doctor Jeff Lambert, del departamento de Salud de Bath, ha señalado que «muchos de nuestros participantes informaron haber notado efectos positivos al alejarse de las redes sociales. Entre ellos, un mejor estado de ánimo y menos ansiedad. Esto sugiere que incluso un pequeño descanso puede tener un impacto».

Para continuar con esta línea de investigación, los investigadores que han llevado a cabo este estudio han revelado que seguirán con este experimento, y que tratarán de llevarlo a diferentes poblaciones más jóvenes, o con problemas de salud física y mental. Con el objetivo de averiguar cómo podría beneficiarles esta desconexión”.