Una veintena de empresas nutrieron la caja B del PP para lograr favores

La Audiencia Nacional reactiva la causa de la presunta financiación ilegal del PP, conocida cómo la de los papeles de Bárcenas. Abre diligencias sobre tres contratos adjudicados por administraciones controladas por el PP a empresas que también hacían donaciones al partido. El juez instructor afirma que “existe una correlación objetiva, subjetiva y temporal” entre las entregas de dinero que los empresarios hacían al PP y los contratos públicos que recibían.
Bárcenas, que de aquella era tesorero del PP, era el que recibía los pagos y los anotaba en la caja B del partido. Un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) detalla que una veintena de empresas, entre ellas Mercadona, OHL o FCC, hicieron donaciones a la caja B del PP en distintos períodos electorales para sufragar sus campañas a cambio de adjudicaciones públicas.