Va cogiendo forma a pasarela de la estación intermodal de Santiago


Esta infraestructura, diseñada por el estudio de arquitectura de Juan Herreros, es la clave de la intermodalidade del complejo, puesto que conectará la estación de ferrocarril con la nueva terminal de autobuses y supone una inversión de cerca de 5,6 millones de euros que cofinancian la Xunta, el Ayuntamiento de Santiago y Adif. Además, la pasarela peatonal urbana permitirá conectar dos zonas de la ciudad de Santiago históricamente separadas por las vías del tren, los barrios del Ensanche y Pontepedriña, garantizando el tránsito de los usuarios entre la calle Clara Campoamor y la estación de ferrocarril.

Las obras de ejecución de la pasarela, asumida por la Administración autonómica, se desarrolla de manera paralela a la construcción de la nueva estación de autobuses, a la que la Xunta aporta 10,4 millones de euros. Los trabajos, tanto de la nueva estación de autobuses como de la pasarela, siguen avanzando a buen ritmo con el fin de que puedan estar finalizados a finales de este año. La estructura de la pasarela está formada por dos partes diferenciadas, la plataforma de hormigón y la estructura metálica porticada.

Su ancho varía entre los 8 y 12 metros, con una altura media de 5 metros y una longitud de los van que va desde los 8, a los 12 y 16 metros. En el conjunto de la infraestructura se distinguen 3 zonas representativas, una hacia la ciudad, otra que es zona central sobre vías y andéns, y la de la estación de autobuses. El izado de la estructura metálica de la pasarela que se sitúa sobre las vías del ferrocarril en servicio se planificó para acometer en dos jornadas, elevando cada día un tramo de 32 metros de longitud. Así, en la noche del lunes se colocó un tramo sobre la pila instalada el viernes pasado y conectando mediante uniones atornilladas a la estructura.