Villarejo al salir de la cárcel: «Me han tenido preso para que no hablara»


El excomisario José Manuel Villarejo, investigado por la Audiencia Nacional en el caso Tándem, ha salido este miércoles de la cárcel madrileña de Estremera, en la que permanecía en prisión provisional desde noviembre de 2017.

Villarejo, con un parche en el ojo izquierdo, se ha dirigido a los medios tras abandonar el centro penitenciario ante los que ha dicho que confía en poder defenderse a partir de ahora: «Es la única razón por la que me han tenido aquí preso, para que no hablara», ha defendido al tiempo que ha señalado que «las cloacas no generan mierda, la limpian».

El juez Manuel García Castellón acordó su puesta en libertad, tal y como había pedido la Fiscalía Anticorrupción, ante la imposibilidad de poder juzgarle antes de noviembre, cuando cumple el límite máximo de 4 años desde que se decretó su prisión preventiva tras su detención en la Operación Tándem.

El excomisario ha tenido palabras de agradecimiento para «la inmensa mayoría» de los funcionarios de prisiones y guardias civiles, no así para el director de la cárcel de Estremera, a quien ha llamado «cancerbero que ha seguido las órdenes políticas»