Xuntos Carballo M+J recoge nuevas reivindicaciones en parroquias y barrios

Fonte Imende.

Varios miembros de la formación municipalista se desplazaron hasta la parroquia de Noicela y distintos barrios para recoger una nueva serie de demandas vecinales. Acompañados por el responsable de la zona costera Noicela-Lema-Rebordelos, Fabián Aldao Sánchez, Xesús Deus Gende, José Luis Bardanca y Sergio Gundín Vilanova, pudieron constatar la necesidad de mejoras en varios lugares.

En esta ocasión la ciudadanía pide que se solucione el continuo desborde de la fuente situada en Imende, para que el agua no invada el firme, pues ya existen muchas zonas de verdín que causan continuos resbalones. Reclaman también que con brevedad se actúe para solucionar lo que ya es un potencial peligro en la vía que une Imende con la carretera general en una curva con poca visibilidad, donde hace meses se produjo un desprendimiento. Se añade al problema, que ciertos árboles cuyas raíces han sufrido el azote de los temporales, amenazan con venirse abajo, dañando el tendido eléctrico o su caída a la carretera causando por lo tanto posibles daños de distinta índole.

En la zona urbana, los vecinos piden que se reparen los adoquines de la rúa Moncho Valcarce, que dieron y siguen dando más de un susto  dado su mal estado. En la Vila de Negreira se reclama que se arregle una tapa de un sumidero que está rota y asimismo un mayor control para evitar el aparcamiento de vehículos a la altura del número117, que causan problemas a la hora de transitar con seguridad a los peatones que se ven obligados a invadir la vía pública.

«La actual situación que se vive en el Concello se asemeja, en cierto modo al popular tebeo de Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio. Semáforos que están continuamente  averiados, profundos baches sin tapar, rotondas y más rotondas, continua desaparición de plazas de aparcamiento, parroquias olvidadas….Igual que si fuera   tarjeta de crédito sin saldo, la credibilidad de este gobierno cada vez es menor. Esperemos por el  bien de nuestra villa que acabe cuanto antes este largo periodo de falsas promesas y ficción a los que nos tienen acostumbrados», señala Xesús Deus Gende.