Zas | La Xunta licita un plan de conservación de carreteras en 52 municipios coruñeses


El delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, visitó este martes el centro de conservación de carreteras autonómicas de Zas para informar de que la Xunta licitó, por 18,9 millones euros, el contrato que garantizará la conservación ordinaria y la viabilidad invernal de 723 kilómetros de carreteras autonómicas de las comarcas de A Coruña, Ferrol, Santiago y Bergantiños-Costa da Morte en los próximos cuatro años.

Concretamente, este contrato garantizará la conservación ordinaria y la vialidad invernal en las carreteras de titularidad de la Xunta de la zona sur de la provincia de A Coruña que abarca los ayuntamientos de Trazo, Teo, Corcubión, Arzúa, Santiago de Compostela, Tordoia, Malpica de Bergantiños, Laxe, Ponteceso, Carnota, Fisterra, Camariñas, Padrón, Frades, Boqueixón, Boimorto, Sobrado, Mesía, Ordes, Vedra, Melide, O Pino, Touro, Santiso, Toques, Oroso, Zas, Muros, Outes, Rois, Muxía, Vimianzo, Noia, Porto do Son, Dodro, Rianxo, Lousame, Ribeira, Pobra do Caramiñal, A Baña, Brión, Cabana de Bergantiños, Val do Dubra, Coristanco, Negreira, Boiro, Santa Comba, Mazaricos, Carballo, Dumbría, Cee y Ames.

El delegado de la Xunta informó de la licitación de este contrato que redundará en la seguridad vial y en el mantenimiento del empleo a través de la promoción de la obra pública, manteniendo la red viaria autonómica en la zona sur de la provincia en las mejores condiciones para garantizar la seguridad vial y propiciar desplazamientos más cómodos y seguros a los usuarios.

El programa de conservación ordinario permite una vigilancia y control de las carreteras autonómicas para detectar anomalías y corregirlas lo antes posible. En el marco de estas actuaciones, puso como ejemplo la reposición de la señalización o de las barreras de seguridad, la limpieza y mantenimiento de los elementos de drenaje de las carreteras o el repintado de la carretera y de los elementos que las conforman. El contrato también incluye los trabajos de desbroce periódicos para el control de la vegetación y garantizar una buena visibilidad, así como las mejoras de firme o reparaciones de puentes, obras de paso o taludes de menor entidad.

El delegado de la Xunta puntualizó que el contrato permitirá subrogar al personal que venía desarrollando estas tareas, garantizando un puesto de trabajo estable a estos trabajadores. Las empresas interesadas en optar a esta licitación y la de los otros seis contratos más tendrán de plazo para presentar sus ofertas hasta el próximo 21 de mayo.