10ª edición de las jornadas de puertas abiertas de las Rutas de los Vinos


Bajo el lema “Volvemos a brindar?” entre el 1 y el 31 de octubre la Xunta de Galicia y las cinco Asociaciones de las Rutas de los Vinos de Galicia celebran la nueva edición de las Jornadas de Puertas Abiertas de las Rutas de los Vinos de Galicia, que llega su décima edición y lo hacen ampliando el número de entidades participantes, 89 en total, y el tiempo de duración del programa, que pasa de dos a cinco fines de semana, convirtiendo así el mes de octubre, en el mes por excelencia para disfrutar del enoturismo en Galicia.
Así lo destacó la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, quien presentó en el Castelo de Monterrei la nueva edición de las Jornadas de Puertas Abiertas acompañada por los representantes de las cinco Rutas de los Vinos de Galicia y por el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén. Castro destacó que esta iniciativa conjunta llega “plenamente consolidada, con un incremento de las bodegas participantes, de la duración del programa y con la ampliación de las actividades complementarias propuestas”.
Así, las Jornadas de Puertas Abiertas amplían su duración y dedican, por vez primera, un fin de semana para cada una de las rutas de los vinos de Galicia comenzando por la Ruta do Viño Rías Baixas (1-3 de octubre), para continuar con la del Valdeorras (8-10 de octubre), Ribeira Sacra (15-17 de octubre), del Ribeiro (22-24 de Octubre) y, finalmente, la Ruta do Viño Monterrei (29-31 de octubre).
De este modo, aquellos que se quieran acercarse hasta los territorios del vino podrán hacer visitas guiadas y gratuitamente en las 63 bodegas participantes -un 30% más que las que participaron en la edición del año pasado-, y podrán alojarse en alguno de los 18 alojamientos turísticos adheridos, degustar menús especialmente creados para la ocasión en los 8 establecimientos de restauración del programa o participar en el programa de más de medio ciento de actividades especiales diseñadas para la ocasión: paseos en barca, catas comentadas, senderismo o visitas a museos, entre otras.
Todas ellas, además, concebidas para ser disfrutadas en pequeños grupos y previa reserva, con el objetivo de seguir dándole cumplimiento a las medidas preventivas y de seguridad derivadas de la crisis sanitaria, garantizando así un enoturismo seguro.