30 patrullas del Ejército se suman a los efectivos antiincendios en Galicia


Un total de 30 patrullas del Ejército se suman a los efectivos antiincendios de la Xunta para reforzar la vigilancia, la disuasión y la identificación de los potenciales agentes de los fuegos forestales. Así lo destacó el conselleiro del Medio Rural, José González, que presidió la presentación de las tropas de la Operación Centinela Gallego, en el marco de un convenio entre el Gobierno gallego y el Ministerio de Defensa que supone una inversión de cerca de 500.000 euros.

En el acto, el conselleiro destacó que 30 patrullas terrestres y dos equipos de mantenimiento móvil se desplegarán nos montes gallegos en el marco de este operativo, que se renueva un año más. El objetivo es que la presencia de medios militares contribuya a atajar eventuales fuegos o actividades incendiarias, al suponer un aumento del número de efectivos sobre el territorio, con el consecuente refuerzo de la vigilancia y de la disuasión.

En esa línea, el titular de Medio Rural recordó que los efectivos de las Fuerzas Armadas se incorporan al operativo con el objetivo -segundo dijo- de mejorar la seguridad de las personas y de los bienes y, en general, la protección y defensa de la riqueza forestal de nuestra comunidad frente a la amenaza de los fuegos. Dentro de esos efectivos, contamos -tal y como recordó- con la Unidad de Investigación de Incendios Forestales (UIFO), que -tras su creación el año pasado- está trabajando a destajo estos días, para esclarecer las circunstancias de los fuegos inscritos. 

En el ámbito tecnológico, el dispositivo contra el fuego cuenta con drones desplegados por el territorio y este año se consiguen -además- las 148 cámaras de última generación en la red de vigilancia fija, proveídas de una tecnología especialmente diseñada para exteriores y vigilancia forestal que es capaz mismo de identificar matrículas de vehículos en las pistas.