600 aspirantes participaron en las pruebas físicas para cubrir 129 plazas de auxiliares de Policía Local


Se trata de la primera prueba de la oposición y consiste en un ejercicio de potencia de tren inferior mediante un salto vertical y otro de resistencia con una carrera de 1.000 metros lisos. Las personas aptas deberán someterse a la segunda prueba de conocimientos con un cuestionario de 50 preguntas tipo test para mostrar su dominio de los contenidos del temario, así como a la prueba de conocimiento de la lengua gallega, excepto los que están exentos de su realización.

La previsión es tener finalizadas todas las pruebas a finales de mayo y, una vez finalizado el proceso selectivo, los aspirantes aptos en todos los ejercicios tendrán que realizar un curso de formación teórico-práctico en la Academia Gallega de Seguridad Pública (AGASP) para poder ser contratados como auxiliares en sus destinos. También será obligatorio esta formación para las personas incluidas en la lista de reserva.

De este modo, se cubrirán 129 puestos en una treintena de municipios de la comunidad: A Laracha, A Pobra do Caramiñal, Bergondo, Cabanas, Cedeira, Melide, Miño, Mugardos, Negreira, Noia, Ortigueira, Outes, Rianxo, y Sada, en la provincia de A Coruña; A Cañiza, A Estrada, A Guarda, A Illa de Arousa, Cangas, Gondomar, Marín, Meaño, Moaña, Nigrán, O Grove, Poio, Sanxenxo, Tomiño, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa, en Pontevedra; junto con los ayuntamientos ourensanos de O Barco de Valdeorras y O Carballiño.