A Laracha | El Ayuntamiento preservará el valor histórico del menhir de Erboedo


Se trata de una piedra de granito grueso, con vetas de cuarzo y feldespato, que alcanza los dos metros de altura. En su base posee cuatro piedras del mismo material a modo de calzos de apoyo. También conocido como marco de la Anta o piedra del ghicho, está fechado en la Edad de Bronce y se trata de un de los elementos más importantes del patrimonio arqueológico municipal.

El gobierno local había impulsado el Plan Especial de Patrimonio Cultural -que había supuesto una modificación puntual del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM)- precisamente con el objetivo de ofrecerle la máxima protección la este menhir y la otros seis elementos del catálogo de patrimonio municipal –Castro de Montes Claros, Castro de la Pena, Croa de Santa Baia, las torres de Cillobre y los dos Hornos de los Mouros de Soandres- y posibilitar su adquisición por el Ayuntamiento para conservarlos y ponerlos en valor.

El documento de expropiación aprobado delimita el ámbito territorial en cuanto a situación geográfica, superficie y lindes, con descripción de los bienes y derechos afectados y la relación de las personas titulares de los terrenos. En virtud del mismo está previsto una inversión de unos 8.000 euros para adquirir una superficie de 4.651 metros repartidos en tres parcelas catastrales calificadas en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) como suelo rústico de protección integral de patrimonio y suelo rústico de protección forestal o de montes. La tasación fue realizada mediante la capitalización de la renta anual de la explotación según su estado. La tramitación es por el procedimiento de tasación conjunta.

Continuando con los trámites administrativos, el acuerdo de la Junta de Gobierno Local será publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y estará un mes en exposición pública antes de elevarse la definitiva la aprobación del proyecto de expropiación. Asimismo, se notificará a los propietarios de los terrenos y se abrirá el período de alegaciones al justiprecio.

Una vez completado el procedimiento de compra, el Ayuntamiento estará en disposición de llevar a cabo las actuaciones precisas para permitir la conservación del menhir, ponerlo en valor y acondicionar el terreno y los accesos.