A Laracha incrementa su población en 128 habitantes desde marzo


El Ayuntamiento de A Laracha cuenta con 11.544 habitantes, de los cuales el 51,81% (5.866) son mujeres y el 49,19% (5.678) son hombres. Esos son los datos globales a día de hoy que recoge el padrón municipal. En la comparativa con respecto al pasado mes de marzo se ponen de manifiesto que el número de empadronados se incrementó en 128 personas.

En apenas siete meses se registraron 254 altas (de las cuales 208 fueron por cambio de residencia y 43 por nacimientos) y 126 bajas (78 por cambio de residencia y 46 por defunciones). De estos datos se concluye que durante la crisis sanitaria de la Covid-19 a cifra de personas que establecieron su residencia en el término municipal de A Laracha prácticamente triplicó a la de las que se dieron de baja para vivir en otro municipio. Por núcleos de población, las zonas urbanas fueron las más escogidas por los nuevos habitantes.

En la villa de A Laracha se empadronaron 151 personas, 34 en Paiosaco y 23 en Caión. En el rural llama a atención que desde marzo se habían dado de alta en la parroquia de Cabovilaño la cifra de 54 personas y los 39 nuevos vecinos de la parroquia de Vilaño. Como datos de interés, en la pirámide poblacional del Ayuntamiento de A Laracha se refleja que la franja de edad con mayor número de habitantes es la que va de los 40 a los 49 años, con 2.054 personas. Además hay 881 niños menores de diez años de edad y solamente cuatro personas que superan el siglo de vida (tres mujeres y un varón).

Destacar, también, que entre la población larachesa hay 319 habitantes procedentes de 34 países extranjeros diferentes, estando a la cabeza Marruecos (70 personas), Portugal (39), Brasil (30) e Italia (18). El aumento de la población es el mejor indicador de que el Ayuntamiento de A Laracha es considerado un buen lugar para vivir por la ciudadanía, tanto para las personas y familias que siempre residieron en el municipio como para los que llegan desde otros lugares para establecer su residencia.

La situación geográfica, las oportunidades laborales, las buenas comunicaciones rodadas, la calidad de los entornos rurales y urbanos, el precio de la vivienda, y cobertura en servicios y los programas de conciliación de la vida personal, laboral y familiar son aspectos fundamentales que favorecen el incremento en el número de habitantes.