Acuerdo de la Xunta y la CIG por el teletrabajo de los empleados públicos en la Administración gallega

Foto.- Conchi Paz.

El conselleiro de Hacienda y Administración Pública, Valeriano Martínez y la secretaria nacional de la Confederación Intersindical Gallega (CIG), Zeltia Burgos, firmaron un acuerdo para implantar el nuevo régimen de teletrabajo de los empleados públicos en la Administración gallega. Galicia se convierte, así, en la primera comunidad autónoma en adaptarse a la normativa de reforma del teletrabajo aprobada por el Gobierno central en el mes de septiembre.

Este acuerdo tiene una vigencia de tres años y regula las condiciones y el procedimiento para autorizar la prestación de los servicios en la modalidad del teletrabajo al personal de la Administración general y del sector público autonómico de Galicia.

Esta modalidad será voluntaria y reversible tanto para el empleado público que lo solicite como para la propia Administración. La autorización tendrá duración de un año y se prorrogará automáticamente en iguales condiciones mientras persistan las circunstancias que dieron lugar a esa autorización. En todo caso, las unidades administrativas contarán –con carácter general- con una presencia diaria mínima obligatoria del 40% de sus efectivos.

El teletrabajo será compatible con cualquiera de las modalidades horarias –común, flexible o especial- permitidas y la jornada de trabajo diaria no podrá fraccionarse para ser prestada en las dos modalidades (presencial y la distancia).

Además, el acuerdo recoge también la prioridad de las víctimas de violencia de género, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, mayores de 60 años, aquellas que tengan necesidad de conciliación de la vida familiar y personal y las personas que tengan un mayor tiempo y distancia de desplazamiento del domicilio al lugar de trabajo para acogerse a la modalidad de teletrabajo. El acuerdo también reconoce expresamente el derecho a la desconexión digital de los empleados públicos.