Afirman que el papa emérito Benedicto XVI está gravemente enfermo

Lo asegura su biógrafo en declaraciones a un periódico alemán. Aunque por el momento nada fue ni desmentido ni confirmado por el Vaticano, todo apunta a que padece un herpes zoster en el rostro que le produce mucha hinchazón y fuertes dolores. Benedicto XVI, de 93 años, acaba de regresar a Roma luego de un viaje a Alemania para visitar a su hermano, que murió el pasado 1 de julio. Dice el biógrafo que el ex papa razona y mantiene la memoria a pesar de que su voz es prácticamente imperceptible. Desde que renunció a su cargo en 2013, el papa emérito vive en un pequeño monasterio dentro del Vaticano, donde es asistido por varias monjas. Cuando viajó a Alemania fue acompañado por un médico y por una enfermera, dada su edad y dado que presentaba ya signos de la enfermedad.