Alemania anuncia 95.000 millones de euros en ayudas


El gobierno alemán presenta un tercer plan multimillonario para ayudar a los hogares a hacer frente al aumento de los precios de la energía y la inflación. Y es que la economía más grande de Europa busca liberarse de la dependencia de los suministros rusos tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú. El canciller alemán, Olaf Scholz, dijo en la rueda de prensa: «El tercer paquete de ayuda son unos 65.000 millones de euros y, si lo sumamos a los dos anteriores paquetes, sale un total de 95.000 millones de euros». Para llevar a cabo estas ayudas, el canciller alemán Olaf Scholz, afirmó que el gobierno contempla la introducción de varias medidas; como un freno al precio de la electricidad para los consumidores, financiado por los «beneficios casuales» de las empresas energéticas. Esto significa que el freno en el precio ofrece a los consumidores privados una cantidad de electricidad determinada a un precio reducido, que equivaldría al «consumo básico». Además, también contempla la eliminación del recargo eléctrico para el fomento de las energías renovables, ya que aunque las centrales de carbón y energía nuclear producen más barato, actualmente son las que determinan el alto precio del mercado. Otra de las medidas es extender la bonificación energética de 300 euros en un pago único también a jubilados y de 200 euros a estudiantes.