Amy Coney Barret, nueva jueza del Tribunal Supremo de los EUA


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, propuso a la jueza conservadora Amy Coney Barret para el Tribunal Supremo. «Una de las mentes legales más brillantes y talentosas», en palabras del máximo mandatario desde la Rosaleda de la Casa Blanca. Barret es madre de siete hijos, dos de ellos adoptados en Haití y uno con síndrome de Down. La jueza propuesta promete tener presente el legado de la fallecida hace unas semanas, Ruth Bader Ginsburg, a quién exaltó por romper «los techos de cristal» impuestos a las mujeres y que «ganó la admiración de las mujeres de todo el país».