Ángel Carracedo | Doctor ‘honoris causa’ por la Universidad de Minho

Cedida.

En una ceremonia celebrada en las instalaciones de la institución portuguesa, la universidad destaca el impacto de su trabajo en los campos de la genética forense, clínica y de poblaciones, además de la aplicación de sus estudios hacia la sociedad en el ámbito de la farmacogenética, o su impulso en la alfabetización científica y en la difusión de los valores científicos y humanos. “Un hombre humilde, testigo de nuestro minifundio genético, que está en lo alto de la ciencia, pero vive en la base de la sociedad”, trasladó el neuropsicólogo Óscar Gonçalves en el acto de distinción, además de situarlo “en la antesala del Nóbel”. Carracedo, por su parte, agradeció el nombramiento e incidió en su discurso de la importancia de la diversidad y la necesidad de la educación en valores, desde el punto de vista de la genética.