António Guterres muestra el apoyo de la ONU a Moldavia


El secretario general de la ONU aprovechó su segundo día de estancia en Chisinau para mostrar su apoyo y el de la organización que representa a los cerca de medio millón de ucranianos que han llegado a este país huyendo de la guerra.

Guterres hizo una vez más un llamamiento a la paz: «Esta tragedia demuestra que la guerra es una cosa sin sentido y que este conflicto debe parar», decía ante los medios. «No hay solución militar para los problemas a los que nos enfrentamos. Es absolutamente necesario detener esta guerra y que prevalezca el derecho internacional».

La visita del secretario general coincide con el 30 aniversario del ingreso de este país en la ONU. Todo ello en medio de dos importantes crisis para Chisinau. La primera de ellas tiene que ver con Transnistria, región fronteriza con Ucrania y de gran importancia geoestratégica en el marco de la guerra y que ha llegado a poner a Moldavia en la lista negra de Vladímir Putin.