Antonio Pensado y dos familiares han quedado libres de los cargos que se les imputaban

Antonio Pensado Plágaro, alcalde de Coristanco entre 1991 y 2015.

El exalcalde de Coristanco, Antonio Pensado Plágaro, su esposa y un hijo, han quedado absueltos -por falta de pruebas- de los delitos de malversación de fondos, prevaricación y fraude de los que era acusado el exregidor por presuntas irregularidades en el pago de unas facturas y en los que sus familiares estarían presuntamente implicados. Así lo ha decidido la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña, donde ha sido juzgado, y por los que la Fiscalía solicitaba para el exregidor cinco años de prisión y 27 de inhabilitación.