Avalancha de triples made in Obradoiro

ALOJ.

Monbus Obradoiro lograba su novena victoria este sábado en Santiago. Victoria por 97 a 83 ante Baxi Manresa fraguada desde el minuto 1 de partido, donde el conjunto local fue siempre  por delante en el marcador.

Rodillo Obradoirista, quien fue capaz de anotar la friolera de 19 triples de 34 intentos, un sorprendente  55,88 %, a un triple de su particular récord ACB. Sin dar ninguna opción a un desarbolado equipo catalán, que anotaba un paupérrimo 5/15, 33,33% con 14 tiros menos de acierto, en dicho apartado.

Fantástico partido del equipo gallego a todos los niveles, con una primera parte de escándalo que dejaba todo prácticamente visto para sentencia, 54-32. Una ventaja de 22 puntos que permitiría al con junto local controlar el  juego a su antojo.

 Volaba el balón en el salto inicial tras el respetuoso silencio de 24 segundos por el grandísimo y sempiterno dorsal 24(también 8) de los Lakers de Los Ángeles, tristemente fallecido la semana anterior.

Primer cuarto cimentado en el acierto y la gran  defensa compostelana, dando las primeras ventajas. Sin embargo, una serie de pérdidas de balón absurdas permitieron a los de Pedro Martínez ponerse a 1 punto, en un engañoso  14-13 en el minuto 7. Pese a todo, los triples seguían entrando, y MVP Brodziansky (19 puntos, 5/6 en triples, 4 rebotes para firmar 21 de valoración) anotaba a continuación. Se unía a la fiesta Mike Daum y su “canastón”  final, para cerrar el cuarto, 25-16.

Más de lo mismo en el segundo acto, Obradoiro seguía a lo suyo, defendiendo bien, reboteando y anotando con enorme acierto. Kravic, como siempre, excelente, anotando 14 puntos y capturando 8 rebotes  (máximo del encuentro). Daum creciendo a pasos agigantados, asumiendo un rol importantísimo en el equipo, nunca le quema el balón, siempre se ofrece, posteando, abriendo juego y lanzando con acierto.

29-16 de parcial en este segundo cuarto aumentando la ventaja a 22 puntos con un triple in extremis de Navarro como guinda al pastel de la excelencia gallega. Camino a vestuarios con un apabullante 54-32.

Comenzaba la segunda parte y Manresa lo iba a intentar. Pese al contundente tanteador encajado en la primera parte, Kravish y Baez tiraban de oficio y, sobre todo, éste último, aumentaban la intensidad física de forma contundente. Tuvo sus más y sus menos con De Zeew, quien inteligentemente no cayó en la trampa. Ryan Toolson, que arrastraba molestias, estuvo desacertado y el ex obradoirista Dulkys, únicamente fue quien  de anotar un triple en los 40 minutos.

Mientras tanto, Obradoiro llegaba a la máxima ventaja del partido, 60-34, minuto 22. Aun así, Manresa se agarraba al encuentro y consiguió llevarse el tercer cuarto por 19-24, dejando el electrónico en 73-56.

Último cuarto y Manresa erre que erre, llegó a ponerse 75-60 en el minuto 32 pero los santiagueses lejos de dejarse intimidar seguían controlando el partido. Técnica rigurosa  a Navarro por simular una falta en ataque y protestas de la bancada local. A continuación se producía el aplauso de la grada al nuevo fichaje de Obradoiro, el base lituano Laurynas Beliauskas que hacía su aparición en el palco del Multiusos de Sar.

Seguía el acierto local, Magee, máximo anotador del encuentro con 23 puntos y 18 de valoración firmaba  un sensacional 7/11 en triples, volviendo por sus fueros y recordando al de principio de temporada, cuando aún no estaba tan vigilado. De ahí hasta el final, Obradoiro se limitó a rentabilizar su renta y controlar el partido, con cierta relajación postrera que maquilló un poco el resultado para los manresanos. También se llevaron este cuarto pero sin ninguna incidencia en el marcador. Fin del partido, 97-83 y Obradoiro que roza con las yemas de los dedos los puestos que dan acceso a play off, además de vencer a un rival directo por segunda vez en esta temporada y aumentar el colchón sobre el descenso (5 victorias el penúltimo: Estudiantes).

 Novena victoria de los de Moncho Fernández que la próxima jornada visitan Vitoria, con el objetivo de conseguir el homónimo y superar también a Baskonia en la tabla, puesto que comparten mismo número de victorias. Si bien los vascos fueron capaces de vencer en Santiago en la primera vuelta. Toca cambiar y devolverles el regalo, y a ser posible, el basket-average.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO