Boris Johnson defiende la retirada de las tropas aliadas de Afganistán


Durante la sesión especial sobre la situación en el país asiático, Johnson insistió en que la posición allí tanto del Reino Unido como de Occidente era ya insostenible, más aún después de la retirada de Estados Unidos.

«Realmente creo que es una ilusión creer que cualquiera de nuestros socios tiene ganas de mantener una presencia militar o una solución militar impuesta por la OTAN en Afganistán», aseguraba Johnson, que recordaba que «esa idea terminó con la misión de combate en 2014. El Reino Unido trabajará con sus socios internacionales en un plan compartido para apoyar al pueblo de Afganistán y contribuir a la estabilidad regional». Johnson también animó a los diputados a «juzgar al movimiento islamista no por sus palabras sino por sus acciones».