Bruselas activa por primera vez el mecanismo del Estado de Derecho


Tras la contundente victoria electoral de Viktor Orbán en Hungría, la situación se pone tensa en Bruselas. Finalmente la Comisión Europea mueve ficha y su presidenta ha anunciado que activará el mecanismo de condicionalidad del Estado de derecho contra Budapest, lo que podría cortar la llegada de fondos europeos a Hungría.

«Hemos enviado una carta a Hungría con preguntas. Han respondido y hemos evaluado cuidadosamente el resultado de estas preguntas y nuestra conclusión es que tenemos que dar el siguiente paso. Y, por tanto, el comisario Hahn ha hablado con las autoridades húngaras y les ha informado de que ahora enviaremos la carta de notificación formal para iniciar el mecanismo de condicionalidad [del Estado de Derecho]», ha explicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante los eurodiputados.

Hungría y la UE llevan años enzarzadas en una batalla ante la erosión de la democracia en el país. El mecanismo del Estado de Derecho permite a Bruselas congelar los fondos europeos a los países que incumplan los valores fundamentales del bloque. Lo que incluye casos de corrupción o la falta de independencia del poder judicial.